Cómo crear cuando tu salud mental está sufriendo |#MentalHealthAwarenessWeek

 

F50E2324-520C-482D-A010-818206BCBA79
©️ warmhealer.tumblr.com

Es la Semana de Concienciación de la Salud Mental y creo que es importante escribir una entrada como esta. Estos días mi salud mental está en uno de los puntos más bajos, y no es casualidad. Es algo que he hablado con muchas compañeras y es algo que, lamentablemente, nos afecta a todas durante estos días tan duros.

La inestabilidad del mercado y la incertidumbre en general sobre nuestro trabajo está calando fuerte en muchas de nosotras y está haciendo que estos días sean a veces un infierno. Podría escribir una entrada hablando más en detalle de cómo es “el meollo” una vez estás dentro y de cómo absolutamente todos vuestros autores favoritos se sienten abrumados o ansiosos a veces. Quizá sea una entrada para otro día, porque sí es cierto que hay mucha desinformación y mucha oscuridad sobre el mundo editorial, pero hoy quería escribir una entrada que ayudase a la gente. De verdad. O, al menos, hablar de cosas que me están ayudando a mí a seguir creando incluso cuando lo veo todo muy negro.

💜 Localiza cuál es tu día más ajetreado y cuídate especialmente. Mi día de más trabajo son los lunes. Me dedico a las ventas para el sector editorial, así que los lunes son un día de realizar reportes de ventas a tope, de actualizar a todos nuestros clientes con los últimos cambios (que en la situación actual son muchos) y de procesar todos los pedidos que nos llegaron durante el fin de semana. Así que intento que los lunes sean un día de autocuidados. Los lunes son cuando me pongo la mascarilla facial (esa que solo uso una vez a la semana) y el serum caro y los lunes son el día en el que me pongo mi camiseta favorita (si tienes bordado Less Mondays more coffee en una teta me vas a gustar). Simplemente intenta que el día en el que más agobiado vayas a estar sea también el día en el que te cuides un poquito más de la cuenta.

💜 Prémiate de vez en cuando. Cuando hagas tu compra semanal añade de vez en cuando algo al carrito que no necesites pero que vaya a hacerte feliz (en mi caso fueron tres voy éxitos de café instantáneo de sabores). O apoya a algún negocio local que tramite ventas online. O ve a las librerías independientes ahora que han abierto y hazte con una nueva lectura.

💜Intenta escribir para ti. Aunque tengas una fecha de entrega. Aunque alguien más vaya a ver lo que escribas. Aunque haya expectativas. Intenta pensar en ti mientras escribes. Intenta pensar por qué empezaste a escribir esa historia e intenta pensar en el tipo de historia que quieres contar y leer ahora mismo. Siguiendo la misma norma, trata de dejar todas esas expectativas y todas esas angustias a un lado e intenta pasártelo bien. Si no existiese nada más en el mundo que tu novela y tú, ¿estarías orgulloso de ella? ¿La escribirías de esta manera?

💜 ¿Estás descansando? Lo pregunto en cada entrada de salud mental pero es que es TAN importante. No es necesario escribir todos los días. No es necesario escribir x número de palabras cada día. Lo más importante es cuidar de tu salud mental y cuando estés en ese espacio de salud crear también resultará más sencillo.

💜 Vuelve a productos culturales que te hagan sentir tranquilo y feliz. Por esto yo últimamente estoy poniéndome muchas películas de Studio Ghibli, que tienen la atmósfera calmada y sanadora que necesito ahora.

💜 Respira aire puro. Ahora que se nos permite salir, intenta dar un paseo con frecuencia. Lo ideal es salir un poquito cada día, pero si no te ves con fuerzas inténtalo siempre que sea posible. Y abre una ventana y respira cuando estés en casa.

💜 Cuida de tu espacio de trabajo. Al menos para mí, mantener la habitación ordenada requiere una fuerza hercúlea cuando mi salud mental está sufriendo. Está bien. No se trata de organizar y limpiar toda tu habitación (aunque, si te ves con fuerzas, adelante). Tómatelo a los poquitos. Empieza recogiendo tu mesa, por ejemplo, o guardando la ropa que está tirada en el suelo o haciendo la cama o llevando las tazas sucias a la cocina.

💜 Escucha sonidos que te calmen. Puedes preparar tu propia lista de reproducción, si quieres. Otras opciones son las listas de música lofi en YouTube y los vídeos de sonidos ambiente.

💜 Habla con un amigo. Por WhatsApp, House Party, Zoom, Skype… o encontrándoos siguiendo las normas de distanciamiento social. Pero es importante hablar con alguien, aunque sea un poquito, aunque sea para enviar un meme, de vez en cuando.

💜 No te olvides de que cada novela es única. Aplícate esto si has publicado y tu última novela no ha vendido tanto como quisieras. O si quieres publicar y tu última propuesta te la han rechazado. O… para lo que sea. Cada novela es distinta y te lleva a caminos distintos. Fallar a veces no es tatuarte la piel y no va a implicar que vayas a seguir fallando. El éxito no es algo que ocurra solo a la gente que ya ha tenido éxito.

💜 Vuelve a ese lugar en el que solo estáis la novela y tú. El ejercicio que proponía antes. Si en el mundo solo estuvieseis tu novela y tú, ¿cómo llevarías las cosas? ¿Cómo contarías esta historia si no hubiese miedos? ¿Cómo trabajarías en ella si nadie esperase nada de ti? Si solo hicieses esto por diversión, ¿cómo lo harías?